29/12/08

Por qué me siento tan extraño en mi propia tierra.
Por qué soy incapaz de recordar los lugares.
Me mudé tantas veces de piel que me he perdido.
¿Y los barrios antiguos
que estos días he estado recorriendo descalzo?
Ya sabes lo que me cuesta fijar la pisada.
Dime quién los habita.

Hay una silla de anea, rota en una esquina
y el viento azota ramas que silban a destiempo
pero ésta no es mi casa.
Son demasiados: demasiados antiguos barrios.
Y ahora que todo huele a nuevo, me desespero;
equivoqué las preguntas y ahora las respuestas
me explotan en las manos.

Los nombres propios que no he podido retener
han sido cazados con perdigones de plata.
Serenata de adobe viejo y ventanas ciegas.
Starry, starry night,
a un palmo de la piedra, otra vez estoy temblando.
Sé que pronto van a estallar todas las farolas
y mi mano te busca.

I'm thinking of you and all the places we could roam together

2 comentarios:

Jose Zúñiga dijo...

El alejandrino impone su ritmo, ya lo sabes, y aquí a veces los acentos no están donde deben, lo que resta fuerza al verso. Así, "Por qué soy incapaz de recordar los lugares." El "incapaz" molesta bastante". "Por qué soy un inútil recordando lugares" queda más musical. En mi humilde opinión, que, por supuesto, no compartirás.

Begoña dijo...

Ese titulo para el blog está muy bien