23/12/08

Toda la puta vida en el bordillo
con los pies en aspa, siempre dispuestos
a no hacer lo que esperaban de mí.
¿Es que no te das cuenta?

No puedo seguir soñándote más:
se acerca el momento de abrir las manos
muy despacio, para que no nos duela,
como el amanecer.

Los años se me han ido amontonando
con la ropa sucia y los cigarrillos;
las papeleras rebosan poesía.
Pero eso no nos salva.

He pasado la noche de rodillas
suplicándote en cada aparición
que me dejaras seguir de rodillas;
tampoco pedí tanto.

Sé que no lo entenderás, pero escucha:
por favor, vete muy lejos o bésame,
pero no te sientes aquí conmigo,
no es sitio para ti.
It's a hard rain's a-gonna fall

4 comentarios:

New Morning Light dijo...

Chapeau.

Te linkeo, con tu permiso ;)

pablo medel dijo...

Sin permiso. Un placer.

Jose Zúñiga dijo...

http://yozuniga.blogspot.com/

Perla García dijo...

Es un deleite leerte, Medel.

Un abrazo. Y gracias por mantener la ventana abierta.