2/7/09

Hoy te espío a puerta cerrada, con la luz dura sobre la mano;
he perseguido con vergüenza las huellas que dejaste sin mí.
La búsqueda quizá no sea válida,
eso ya lo sé; es por el frío.

Me inunda la torpe melancolía de imaginarnos juntos
cuando tú no podías pensarme;
no sería sino un fantasma idiota con el tiempo equivocado
y la mirada ridícula de no serte conocido.

Hoy me entrometo entre tu colección de píxeles y recuerdos propios;
paso de príncipe a usuario y muerdo cigarrillos con abulia,
mientras hierve el agua en la cocina y llueve con fuerza en el alféizar.

Te busco y no me encuentro
y cruzo los dedos por la obviedad recíproca.

Quiero saber de física cuántica y hablarte de quarks y de fotones,
para que entiendas que todo puede ser posible en nuestras manos;
bailaríamos los pasos más difíciles sobre la feliz línea del tiempo
y le haríamos un bellísimo corte de mangas al devenir que te anunciaban.

Hoy me cuelo entre las alcantarillas y caigo firme sobre el tapete limpio,
porque tu pasado es verde y huele a cartas, a papel viejo y a nylon.
El mío también, a pesar del pincel ciclotímico,
ése que envenena con sus cerdas negras los colores más cálidos.

¿Acaso no hay sitio para mí en el imaginario de entonces?

Y luego hay otras ambiciones inconfesas,
cuestionadas en la soledad de estas paredes tan mías,
pero ya tan tuyas.

Escucha,
quiero colarme en tu pasado, llamarte y que te gires.

Sería maravilloso que me reconocieras.
In the day of confession

9 comentarios:

Jose dijo...

No es una confesión, es penitencia.
(Vaya, joder con los endecasílabos)

Mayte Sánchez Sempere dijo...

Na, que tengo el día tonto (o el año, no estoy segura) y me emociono con facilidad. Eso o que es precioso... joe, que cursi sueno, ja ja ja

Que me ha gustado y me ha dejado un pedacito de verso en las venas.

Besos

Blu dijo...

Bailar... que bello.

Gsus Bonilla dijo...

juas pablo, asinq esta es tu morada,
wno pués x aquí andaremos de cuando en vez.

Begoña dijo...

Blessed day

Cíclopa dijo...

-girarte y que te llames ( en mí)
colocarte sobre mis (pero ajenos) papeles viejos;
reconocer la soledad del pasado
en la silla del presente (la cual uso contigo,conmigo, solamente)



-Saludos. Intrometida, yo, pero un placer leer esto, una ingravidez... Mejor dicho

Cíclopa

Venus dijo...

Precioso poema, Pablo. Todo un placer pasar por tu espacio y descubrirte.

Un abrazo fuerte

§♫*€lisa*♫§ dijo...

pablo

te leí en lo de batania
y acá estoy empapandome de tus letras
intensas
evolucionadas
vitales
desangradas

felicitaciones

pd...lo de las editoriales es pan duro
siempre la misma respuesta
a menos que tengas un tremendo santo en la corte que avale tus creaciones y tengas un apellido rimbombante y una vida farandulera.

de lo contrario no existes:=)
un abracito de luz

Rita dijo...

Un final perfecto.