4/1/13

[anadiplosis]

Lienzos de cáñamo relamen las paredes posmodernas.
Creaciones dudosas, aupadas por discursos,
discursos sobre obras que engordan las manos de dígitos.
Micrófonos de señales débiles y altas impedancias
para balbucir las manidas teorías,
teorías y teoremas evolutivos de monos de letras
que lanzan plátanos al respetable y sonríen eléctricos,
eléctricos y magnéticos, porque el vulgo no cuestiona,
se imanta y aplaude,
aplaude y pide otra,
pide otra y paga el precio,
el precio de inmolarse sin estilo.

1 comentario:

Rafael Arenas García dijo...

Alegría volver a tener tus versos