20/3/13

[ruego]

Empatía, entra en mí!
Conéctame ya mi neurona espejo
y muéstrame el dolor;
déjame sentir tu patología.

Libérame de mí y hazme sentir
lo que ha sentido el otro,
dime dónde encontrar las herramientas:
no sé la mecánica del saludo,
descontrolo el lenguaje corporal
y, por más que lo intento,
no consigo entrar en el corazón
porque dudo de su etimología;
aquí se aprende todo de memoria:
el látigo latino hizo la trampa
y al deshacer la metástasis griega
descubrí el salto sánscrito
y su energía chacra.
Pero aquí sigo:
               igual.

¿Por qué te apareces en las palabras
y pierdo la cordura si recuerdo?
Dame el acorde coral y el coraje,
dime la concordancia
de esta acorazonada,
cómo tirar la cuerda
                                       cómo, el salto.

Quizá este no haya sido el mejor juego
pero viendo que el mazo de las cartas
se me está agotando en esta figura,
déjame utilizar el diecinueve
para pedir tu auxilio.

Entra en mí, por favor!
Arráncame las lágrimas ajenas,
hazme entender los motivos extraños,
enfoca el mundo sin literatura
y dime qué músculo hay que mover.

Deshaz ya el esperpento posmoderno;
ya me afeité la cara: esta es mi piel.
Moldéala a su antojo,
quítame las mejillas
y dibújame el gesto necesario
y que estalle por dentro con lo tuyo:
quiero sentir la apatía de manos,
la hecatombe sublime
de gritar tus cien ardientes motivos.

Entra en mí, hazlo ya!
Penétrame, empatía
           y toca el órgano
con el otro latido
y que llueva la sangre.
dentro de mí
y de ti.

No hay comentarios: