16/7/13

[sorites]

El dinero es la moneda corriente.
Lo corriente, sabes que es lo común.
Lo común es lo ordinario y vulgar.
No te descubro nada:
el dinero
es
ordinario
y vulgar.

Las palabras son ideas;
las ideas, referentes
y estos, imaginación
que es la que nos hace libres.
Por lo tanto,
las palabras
son
las que nos hacen
libres
y no
        el maldito dinero.

Como ocurre al dar vueltas;
si versar es un arte y este, una disciplina;
la disciplina, un látigo; y el látigo, un azote.
Seguro que lo entiendes:
aléjate
                   si puedes
del azote
del látigo.

A todos nos espera
el mismo precipicio.
Busca tú tu sentido;
para eso eres libre.

La imagen ya la conoces:
la muerte es una guadaña;
la guadaña, un instrumento;
y este sirve para algo:
la muerte
sirve
para algo.

Eso era
lo que intentaba decirte
cuando me abrazaste
en el tanatorio.

1 comentario:

Anónimo dijo...

tremendo final, me interesa

arturo