13/9/15

otro viento zarandea la cuerda infinita
y el equilibrio imposible se vuelve posible
el pie es capaz de inventar la acrobacia
en la mañana caliente de alambres

mirad! allí a los lejos!
el fuego está cambiando de sentido
y con el impulso de nuestras manos 
(pájaros blancos heridos de tiempo) 
levantaré mi cuerpo de cuchillas
e inventaremos la vieja figura

no soy más que esa pezuña que cuenta
las horas cortadas del mediodía
desde el balcón sucio, junto a las flores
que se doblaron de sed como lenguas metálicas
bajo el eco de los pasos suicidas

como tu boca, fantasma de luz
que se dibuja en el ventanal de esta fachada
que pudo ser nuestra; una vez lo fue

pronto llegó el desnudo y el desvelo
cuando no había sino aire puro
y al cerrar los ojos, todo quedaba en silencio
de vértice infinito

ahora no hay más que un esqueleto de ladrillos
víctimas de la disciplina solar, terrible
pero en la que una vez creímos 
cuando tu voz
                     era una flecha limpia
que nos moldeó en su forma absoluta
a pesar de la noche y el diluvio

y fuimos otro viento y otra cuerda

No hay comentarios: