9/3/14

desconozco el lenguaje de los pájaros
ni siquiera sé distinguir sus voces
mientras cae la tarde y sube lenta 
la sombra de este tilo 
cadáver desplumado
amalgama brutal de huesos rotos
plantado en soledad en este oasis
refugio de cipreses en esquinas 
y silencios de sábados vacíos

ya no siento el latido 
de la ciudad que duerme
no siento la miseria de la noche
                                              ya no
no la siento aunque sepa que está detrás de mí
ya no siento la falta de belleza
                                              ya no
  
la conversación nueva que se intuye
ancestral armonía de silbidos
melodía inmortal
al final se conecta con el agua
y el chorro de la fuente es una lengua 
que humedece otra lengua de más vida
y comprendo el instante:
la eternidad palpita en esta piedra
roca de luz y sombra.

No hay comentarios: